Volver

Roberto Lucci y Paolo Orlandini & snaidero

Roberto Lucci y Paolo Orlandini & snaidero

Diseñadores de SkyLine Lab

el proyecto Skyline Lab, un modelo de cocina diseñado para mejorar la calidad de vida de personas con discapacidad, personas mayores y familias. En este caso se puede decir que la actividad empresarial ofrece una demostración de compatibilidad con la búsqueda de un mundo mejor.

Roberto Lucci y Paolo Orlandini son los diseñadores de este producto que aúna forma y función, una cocina que es ejemplo de “Diseño para Todos”,cuyo fin es el de simplificar la vida de cada ciudadano. El diseño universal ofrece ventajas y beneficios a personas de todas las edades y condiciones, y cualquiera que sea su oficio o habilidad.

¿Cómo surgió la idea de involucrarse en un proyecto social?

Nació de una investigación que mandó hacer Snaidero a una entidad especializada donde constaba que en Europa había casi cincuenta millones de discapacitados, incluyendo personas mayores con enfermedades de todo tipo. Frente a ese porcentaje de discapacidad era nula la oferta de cocinas creadas para ellos, o lo poco que existía eran cocinas normales adaptadas. Esto conlleva espacios muy poco atractivos, sacrificados porque son adaptacio-nes. Nos pidieron crear una cocinaespecial para discapacitados peroque pudiese usar todo tipo de gente.

¿Qué distingue a esta cocina del resto?

Tres elementos fundamentales: la forma del plano – siempre se habíancortado planos rectangulares porquelas máquinas trabajaban con formasrectas pero desde hace pocos añosse fabrican máquinas que, aunque son muy caras, pueden cortar cualquier forma, y Snaidero tiene una de estas máquinas, siendo el precio al público el mismo que los planos rectangulares. Si el cuerpo humano no tiene ninguna recta, no consta de formas rectangulares, ¿por qué los planos con los que trabajen han detener esas formas y no curvas como las personas? Por esto hemos creado un plano envolvente que sigue los movimientos del cuerpo humano y las formas propias del mismo. Esto era muy costoso hasta hace unos años, pero ahora es posible hacerlo sin incrementar el coste. En segundo lugar, se han eliminado los muebles altos, ya que es imposible que alguien en una silla de ruedas o que esté privado de libertad de movimientos alcance ciertas alturas y ciertos planos. Así se han creado muebles bajos con cajones de estracción total, correderos y que están dotados de ruedas para que sea sencillo alcanzar cualquier punto. El tercer elemento se corresponde con el objetivo de alcanzar dichos puntos difíciles, que se consigue gracias a los carruseles y las formas rotatorias.

¿Son asequibles los precios de estas cocinas?

Sí, y tiene su explicación. Con las nuevas máquinas de Snaidero, el plano curvo tiene el mismo coste que el recto. Esto unido al segundo elemento diferenciador, esos muebles bajos con cajones de estracción total, hace que el coste de la cocina sea de hasta un cincuenta por ciento menos que el de una convencional. La variación ya depende de los accesorios, los acabados, los materiales... Pero esta economización de los muebles, haciéndolos prácticos y completos disminuyen el precio incluso a la mitad. Otra ventaja es que aumenta la capacidad de contenido en un veinte por ciento. El éxito de esta cocina viene no sólo de su aspecto interesante y su diseño, sino de un precio bajo. La gente, sobretodo los mayores -que suelen estar más reticentes al diseño- debe aceptar esta nueva imagen que le ofrece ventajas y que cubre sus necesidades. Lo mejor es que lo vean no tanto desde un punto de vista tradicional, sino desde una perspectiva racional, si se analiza así, se dan cuenta de que lo mejor es que el producto que están viendo les ofrece lo que precisan.

Además de una oportunidad denegocio es una labor social…

Como persona, no como empresa, así lo veo. Yo he trabajado mucho con hospitales, tanto de ancianos y personas mayores como de discapacitados, y soy consciente de las innumerables necesidades y carencias que tienen, por eso intentamos lograr lo mejor para ellos. A juzgar por la respuesta positiva que ha tenido esta cocina, siendo número 1 en ventas y siendo Snaidero el quinto productor de cocinas, creo que es una magnífica señal de que ésta es la adecuada. No sólo fábricas de cocinas están teniendo en cuenta el cada vez mayor número de discapacitados y personas dependientes. Numerosas empresas que fabrican mobiliario para baños como Presto Ibérica tienen su propia gama de productos para minusválidos, como lavabos que han sido estudiados tanto para niños como para adultos, ofreciendo una respuesta concreta a las exigencias particulares de usuarios con movilidad reducida o en silla de ruedas. Por otro lado, hay que recordar que los movimientos que se realizan al utilizar el inodoro, normalmente representan una dificultad para mayores y dependientes. Por esto cuenta con inodoros que ofrecen soluciones a cada una de las necesidades de esas personas que se enfrentan con innumerables dificultades a la hora de realizar actividades tan básicas como son la higiene diaria y las tareas del hogar. Las mamparas de baño, con asiento y barras de sujeción, evitan accidentes y buscan la máxima seguridad de estas personas. Uno de los modelos permite que el mayor o discapacitado sea ayudado con comodidad por otro a la hora de ducharse. Todo este tipo de productos contribuyen a mejorar la calidad de vida de los mayores y de aquellos que sufren alguna minusvalía o discapacidad, por lo que existe una tendencia creciente a invertir en seguridad y garantía de bienestar.



NOVEDADES COCINARIUM

RECETAS COCINARIUM

Palometa a la marinera

©2018 Cocinarium.com \ Contacte con Nosotros \ Aviso Legal